La ITSS pone el foco en los Falsos Autónomos.

La figura del falso autónomo es una fórmula de relación laboral fraudulenta para con la ley de nuestro país y que entraña un riesgo muy elevado para las empresas.  Recientemente la ITSS ha puesto el foco en este colectivo, reforzando los controles e imponiendo cuantiosas sanciones a las empresas.

El gran problema de los falsos autónomos es que sean económicamente dependientes, cuanto más dependientes, peor. El segundo punto de referencia que toman para evaluarlos es la coincidencia de horarios. Y el tercero la posibilidad de organización diferenciada con respecto al cliente.

Cualquier fórmula que se establezca tiene que tener en cuenta esos parámetros. Evitar que la relación laboral quede desdibujada y sujeta a interpretación por parte la inspección de trabajo.

En cualquier caso, os animamos a que si tenéis dudas en lo referente a la contratación de autónomos os pongáis en contacto con Gestoría Javier Marín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *